Celesta

Ese susurro en tu voz de agua

, como miles de ondas,

Arrastran mí costado junto al tuyo.

Limpias conmigo la tarde hasta bañarnos en rayos de plata.

Para el reloj

Porque cada segundo sin ti

Esta noche

Es una astilla.

Borra las fronteras

Y yo recortaré las distancias

Con tijeras de papel.

Te imagino recostada en las volutas de humo que salen de mi boca,

Elevándote delicadamente del suelo

con los sutiles soplos de mis labios.

Meciéndote y jugando distraída en el filo del cielo.

Quiero hacerte sonreír,

Que el brillo de tus ojos presente batalla a las estrellas

Mientras mis manos orbitan alrededor de tu cintura.

Que nos repartamos el alfabeto

Para inventar palabras nuevas.

Suspiros llenos de vocales.

Ubica mis consonantes en tus besos

Mientras

Para ti voy tejiendo

Una cota de luz

Que ahuyente al miedo.

Me regalas el lujo de observar

Como deslizan por mi mitad

Tus dedos y la seda que hay

Entre las perlas de tu boca

Hasta hacerme explotar.

Entonces la luna llena

Irradia un viento

Que va desvaneciendo

En tu regazo desnudo

Los misterios del universo

Y gotas nuevas de rocío

Se funden

Haciendo slalom por tu cuello.

Planeamos por las terrazas

cogidos de la mano

Moviendo las nubes y tú pelo

Todo al mismo compás

Abrazados y rendidos

En esa noche, casi, de ensueño

en la que no nos queremos soltar…

o

…Con o sin ellos lo soltarías

con la certeza y tranquilidad

de que cada vez que regresases

estaría esperando

dispuesto a tatuar

la Vía Lactea

en tu cuerpo.

Anuncios